lunes, 22 de diciembre de 2014

HISTORIA DE UN AMOR...

Querida Sevilla, permíteme que en esta noche oscura y fría, te susurre al oído lo que siento; ahora, sin esperar más, porque si espero más es posible que no te diga que me vuelves loco, que sin ti no soy yo, que me falta algo cuando no estás a mi vera, que me siento perdido cuando no me llevas de la mano, que me ahogo si no respiro el aroma que desprendes, que estoy triste si no me iluminas con tu luz y color.

Jamás podré amar a nadie como te amo a ti.

Aunque se que no eres para mi, lo reconozco, lo tengo asumido; muchos como yo te aman también, y es por ello que me muero de celos, porque se que tus lunas no son todas para mi. A pesar de todo, yo las siento como si sólo fueran mías y no tuvieras ojos para nadie más.

Cuando llega la primavera y hueles a azahar... haces conmigo lo quieras, porque pasear por donde he paseado miles de veces y que se mantenga el encanto de la primera vez... sólo tu lo haces posible. Eres única Sevilla, y los antiguos lo sabían, por eso te protegían con una muralla. Eres ese tesoro con el que muchos héroes sueñan y pocos, por no decir ninguno, hacen realidad.

Mientras quede tinta en mi pluma y pasión en mi corazón, te seguiré amando como si fuera el único, como si sólo estuviéramos tu y yo; y siempre que me dejes, como en esta fría y oscura noche, te susurraré al oído todo lo que siento por ti.

Buenas noches Sevilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...