martes, 19 de febrero de 2019

LA FRUTA EXTRATERRESTRE

La cantidad de teorías que salen por ahí continuamente de "expertos", o al menos así se denominan ellos mismos; que dicen, que los extraterrestres visitaron la tierra hace mucho años para construir las pirámides. Sí, esas que hay por Sudamérica y Egipto. Lo peor de todo es que hay gente que se lo cree.

Porque vamos, imagina que tú eres un alienígena espacial que te dedicas a viajar años luz visitando planetas con tu inteligencia superior y tu tecnología de última generación que ya quisieran los de Apple, y coges, llegas a uno muy bonito lleno de agua, y lo primero que haces es ponerte a coger ladrillos. No hombre no, serás todo lo marciano que quieras, pero de inteligente no tienes. Vamos, eso es como si te vas de vacaciones con la parienta a la Riviera Maya y te metes en el bar del hotel y en vez de abusar de la pulserita, te dedicas a recogerle la terraza todas las noches a los camareros que trabajan allí. Pues así, pero a niveles galácticos.

Por eso mismo no me creo yo esas teorías de que los extraterrestres nos visitaran hace años y se pusieran a trabajar en las pirámides y en tres o cuatro cosas más que hay por el mundo desparramás.

Dejando clara mi postura anti currelosintergalácticosdadosdealtaporlasETT, no descarto, ojo, no descarto que alguna vez se hayan dejado caer por aquí para dar una vueltecita. ¿Dónde te crees que lo he notado? En los kiwis.

Veréis, tengo la teoría, tan válida como la de cualquier conspiranoico con papel de plata en la cabeza, que los susodichos extraterrestres se quedaron sin tierras donde poder sembrar su alimento. Porque sí, única y exclusivamente se alimentan de kiwis. ¿Y qué pasó? Decidieron buscar un sitio donde poder plantarlos y cultivarlos para en un futuro no muy lejano venir a recogerlos y así alimentar a sus gentes, que serán todo lo alienígenes que queráis pero deben tener más hambre que el Tamagotxi de un sordo.

Y es que, pensadlo detenidamente, a pesar de que en este blog se aboga (qué maravilla, qué uso del vocabulario), haz un esfuerzo. El kiwi es una fruta, al menos eso se cree, de momento... con una forma extraña; ya por lo pronto parece un huevo por lo que tampoco descartemos la posibilidad de que en un día indeterminado eclosionen y de ahí salgan pollitos extraterrestres. O peor aún, no eclosionen por culpa del clima y al igual que los huevos se conviertas en "kiwis duros" sin pollito dentro. El mosqueo extraterrestre puede ser de proporciones épicas. Vamos, que ya quisiera Marvel una escena de lucha final como la que se puede liar.

Después de dejarnos impactados con su forma, el kiwi es de color marrón y tiene pelo, ojo, ¡pelo! Una fruta con barba de tres días y a los terrícolas por lo que se ve, nos parece bien. Y ya no sólo eso, que lo abres y resulta que el kiwi es verde, ná menos que verde. ¿Tú de verdad piensas que la madre naturaleza terrícola por supuesto le iba a dar por hacer una fruta marrón rodeada de pelo y que por dentro es verde? No hombre, no. Eso no puede ser.

Pues en esa estamos, diciendo que los alienígenas vinieron para trabajar cuando en realidad vinieron para plantar y cultivar sus kiwis. Además, para más seña, una fruta que hace que tu organismo la quiera expulsar rápidamente por donde la espalda empieza a perder su nombre no es algo de lo que nos debiéramos fiar.

Por supuesto, mi línea de investigación continúa abierta y sigo recabando más pistas para llegado el caso, alerta a la población mundial de este peligro. Mientras tanto, le he seguido el rastro a un posible pariente suyo, que no descarto que también sea alienígena. El aguacate, con colores parecidos al kiwi.

Os mantendré informados. Estad alertas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...