miércoles, 25 de julio de 2012

UNA DE REBUJITO

A pesar de que no estamos en primavera, y mucho menos, en Feria; me ha dado escribir esta entrada sobre el "Rebujito", para terminar definitivamente con la polémica sobre como hacer uno en condiciones: y que con la calor que hace, como me de la picá me voy al Mercadona, me compro los avíos y me preparo yo uno.

Es que están llegando a unos niveles muy extravagantes de pijerío; pasa igual con el jamón; que vas (y cuando digo VAS es VAS, por que yo estoy tieso y a esos sitios no voy, lo se por lo que me han contado) a un restaurante caro y está allí el "que corta jamón" rayado porque lo quiere cortar todo igual y que si una máquina y que si esto que si lo otro y ná, chuminá... Vamos a ver hijo mío, el jamón hay que cortarlo BIEN, es decir, lonchita a lonchita y sin hacerle escalones (yo se mucho de eso), y si lo vas haciendo así, ya queda bonito por sí solo. No hay más.


Pues con el Rebujito pasa igual, lo quieren enrevesar demasiado todo, con lo fácil que es. Y es que me estoy acordando de una cosa que me pasó hace cerca de un año cuando estaba por los alrededores de Valencia con unos amigos; y es que conocimos a un madrileño que pululaba por allí. Bueno pues habiendo ya entrado el grueso del grupo en el pub, mi amigo... tampoco hay por qué decir nombres, así que diremos SG. El caso es que SG y yo nos quedamos hablando con el madrileño y a esto que nos suelta así de pronto: "oye, que tengo rebujito en el piso!". A SG y a mi se nos abrieron los ojos, porque encontrar manzanilla tan lejos de nuestra tierra parecía muy complicado, y aquel madrileño que estaba allí solo, tenía. Fue a su piso y los pocos  minutos regresó con una garrafa de agua de cinco litros llena de un líquido amarillento. Le preguntamos sobre qué llevaba, y nos contestó que llevaba vino blanco, Seven Up, agua y azúcar. Lo probamos, y aquello no fue como esperábamos; era... era... algo muy raro la verdad, pero rebujito ya os digo yo a vosotros que NO.

Pero bueno anecdotillas a parte, os digo que para preparar Rebujito sólo hace falta manzanilla, Sprite/Seven Up, hielo y un sitio para echarlo, YA ESTÁ.

Tomaremos dos medidas, la maceta o la jarra. Si tenemos maceta pues echamos una botella de manzanilla entera si es de 375cc o media si es de 750cc; y si es una jarra, pues dos de las pequeñas o una de las de grandes. Por supuesto habiendo puesto el hielo antes. Luego ya rellenamos de refresco hasta arriba, movemos una mijita y HALA! A disfrutar...No hay más, sin historias ni cosas raras; sólo lo fundamental.

Un día de estos ampliaré el tema con un vídeo de cosecha propia para que se entienda mejor (y para bebérmelo luego mayormente).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...