sábado, 20 de abril de 2013

EA, PUES YA VAMOS A IR RECOGIENDO

Bueno pues hoy sábado podemos ir diciendo ya que se está acabando la Feria, y lo digo yo que en un ratito estoy allí para despedirla en persona, como tiene que ser. Aunque hay que decir que para muchos ya terminó el jueves por que cuentan las leyendas (de leyendas nada, que es verdad), que a partir del viernes aquí sólo hay madrileños.

Pero llegados a este a punto, de disfrutar de los últimos días y piensas en todos los anteriores, aunque haya lagunillas del tipo "¿Que yo he bailado con quién!?, ¿A quién le dije qué!?, ¿Qué me gasté todo el dinero en flores de colores de los chinos?" y más cosas del estilo... te quedas con lo bien que se lo pasa uno aquí con su gente, sus amigos y con los que decían hace una semana "voy a ir uno o dos días y ya está" a los que yo respondía con rápido "no me creo ná"; obviamente esos sujetos llevan en el Real desde el lunes y no tienen intención de abandonarlo por el momento.

De cara al exterior se da una imagen de que la Feria es cara y elitista, podría ser, pero si en todas las casetas  se pudiera entrar de manera libre, habría que utilizar el barrio de Los Remedios, el de Triana e incluso la base militar de Tablada para meter a todo el personal, y digo esto sin exagerar eh que luego nos tachan de que por estas tierras nos venimos arriba muy rápido y que somos propensos a exagerarlo todo, pero no pasa nada, al que no conoce esto se le invita y después de pasarse desde la una de la tarde hasta las dos de la mañana comiendo y bebiendo lo más grande te pregunte un "bueno, y aquí ¿Cuánto se debe?" y se le conteste con un "naaaa si ya está pagao", la carita de ese foráneo es para verla vamos; se vuelve a casa más contento que al que le ha tocado la serpiente de peluche en la tómbola.

Y lo bonito que es llegar a casa y empezar a vaciar los bolsillos y encontrar vasos y más vasos de rebujito (que con dos o tres está bien pero como son gratis venga a pedir) y guitas de manzanilla atadas en mano botones y guardadas en en bolsillos interiores de la chaqueta como botín de guerra.

Bueno, que me lío, que me tengo que ir a la Feria y aún ni me he vestido ni ná, esto se acaba y la verdad que  mejor no ha podido estar porque este calor que ha hecho y que está haciendo (ya podía haber hecho este tiempo en Semana Santa miarma) invita a la hidratación con manzanilla, rebujito y... poco más ¿no? ¿En Feria que más se bebe :D? 



Lo dicho, a disfrutar de lo que queda y que no se pierda la alegría, nuestra alegría que es nuestra forma de ser. 

2 comentarios:

  1. La entrada es una pasada. Y si... Mas vale que no te creas nada, porque como siempre.... NO QUIERO IR y he gastao y bajao y bebio y bailao mas que nunca... Panda de cabrones!!!

    Gracias por ilustrarnos en esta entrada, la idiosincracia de un pueblo sevillano que pasa de la mas absoluta reverencia y devocion por cultura cofrade, al mas puro cachondeo entre hermanos sobre ese Real de la Feria de Sevilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja así es, así es, no te falta razón, eso sí, otra cosa te voy a decir,os tengo caladísimos, sabía yo que sólo un día no iba a ser; a la pruebas me remito Señoría!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...