domingo, 3 de julio de 2011

COMO EN CASA EN NINGÚN SITIO

Llega el veranito (Giorgi Dann siempre lo recuerda) y las escapadas alejadas de la ciudades se suceden masivamente por todos lados; ya sea buscando playa, ya sea buscando montaña, ya sea buscando rutas alternativas fuera de las fronteras de nuestra querida piel de toro a la que llamamos España. El caso es que sales a la calle y una brisa abrazadora azota tu cara, los volantes de los coches queman y los termómetros no marcan menos de 30º, como se suele decir "no hay un alma en la calle "; bueno sí, hay un ser, o mejor dicho, hay una figura que cuando todos están por ahí comiéndose atascos y escuchando a los niños detrás decir: "¿falta mucho?" "¿cuando vamos a llegar?""pues ahora me enfado y no respiro" él está ahí en su sitio, en su casa, por el motivo que sea (que la cosa está muy mal ZP) guardando el fuerte; bebiéndose un botellín delante del ventilador y escuchando el silencio del barrio; se trata de la figura de el VECINO.

Y os preguntaréis como gente inteligente que sois ¿Qué tiene de especial el vecino? es que este vecino no es un vecino cualquiera, es el vecino al que tú le dejas las llaves de casa/piso para que entre a regar las plantas de la azotea, para darle de comer al canario que lo has dejado colgado con todo el solano pegándole de lleno, y como olvidarnos de la función más importante de "este" vecino, sin la cual no nos iríamos tranquilos a ninguna parte; la de quitar la publicidad de los buzones para que los delincuentes no sepan que en ese hogar no hay nadie; por esa persona va esta entrada ¡¡vivan esos vecinos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...