viernes, 3 de febrero de 2017

DE CÓMO COLÓN CONSIGUIÓ PERMISO PARA IR A LAS INDIAS...

Nos encontramos en el verano de 1492. Un joven Cristóbal Colón lo tenía todo listo para partir al día siguiente rumbo a Las Indias por una ruta comercial totalmente novedosa e incluso, ¿por qué no decirlo? temeraria. Los navíos, la tripulación, los víveres, la bendición de los Reyes Católicos... Absolutamente todo. El único inconveniente que se le presentaba a nuestro protagonista era que aún no le había dicho nada a su madre. Decidido a poner fin a esta situación tan tensa, entró en la cocina donde su madre freía un par de huevos...


CC: Má

MC:¿Qué?

CC: Que... mañana me voy

MC: Que te vas ¿A dónde?

CC: A las indias

MC:¿A las indias? ¿Con lo lejos que está eso? ¿Tu solo? 

CC: No, voy con los hermanos Pinzón y además vamos por una ruta nueva, más corta, dirección donde se esconde el sol.

MC: ¡¿CÓMO?! ¿Al fin del mundo con esos dos que no hacen más que juntarse con vagos y mala gente? Ni mijita te vas a ir tu tan lejos y mucho menos acompañado de esos dos.

CC: Pero mamá, que ya les he dicho que iba a ir. Sus madres no les han puesto problemas y ya lo tenemos todo listo para zarpar mañana. Es que hasta Los Reyes Católicos han dicho que si.

MC: Ni reyes ni reyas, y me da igual que sus madres les hayan dicho que sí. Si sus madres son unas descuidadas que no se preocupan por sus hijos, allá ellas; yo no soy así. Te he dicho que no y es que no. ¿Tu has hablado con tu padre?

CC: Si.

MC:¿Y qué ha dicho?

CC: Que te lo preguntara a ti

MC: Pues vamos, ya te digo yo a ti que tu no vas a ningún lado... 

CC: Pues nada mamá, tu siempre igual, les voy a decir que no puedo ir y ya está que se vayan ellos solos, pero vamos, que el que se sabe el camino soy yo, como les pase algo va a ser culpa mía por no acompañarlos, que tu lo sepas.

MC: Pero vamos a ver niño, ¿tu no te das cuenta de que eso es una locura? ¿Cómo vais a ir?

CC: ¿Como vamos a ir mamá? Pues en barco. ¿O que quieres que vaya en pato subido? Es que vaya tela... Pero vamos, que da igual, que les digo que no voy y ya está

MC: Cristóbal chiquillo que eso está muy lejos y os puede caer una tormenta encima o aparecer un barco inglés o vete tu a saber qué.

CC: Que si mamá, que muy bien, lo que tu digas.

MC: Vamos a ver niño ¿Cuándo vais a volver?

CC: Mamá, no lo se. Estas cosas se saben como empiezan pero no como acaban, tu no te vayas a quedar despierta esperándome eh.

MC: Y en el barco ¿Cuántos vais?

CC: Vamos en tres barcos; uno cada uno.

MC: Eso, más gente y más delincuentes amigos de esos dos. Tu no vayas a tomar nada raro que te quieran dar eh

CC: Que no mamá, si sólo llevamos agua, frutas y ajos.

MC: Bueno pero por si acaso no tomes nada raro.

CC: Que no mamá

MC: Y coge abrigo, que luego por las noches refresca y te pones malo y tu con fiebre no hay quien te aguante.

CC: Que si mamá

MC: Y avisa cuando llegues

CC: ¿Cómo te aviso mamá?

MC: No sé, pero tu avisa

CC: Vale, ¿me puedo ir ya? Que tengo que seguir preparando cosas

MC: Ten cuidadito Cristobalín, y dale dos besos a tu madre que a saber cuando nos volvemos a ver.

*Muack muack*

CC: Adiós mamá

Cristóbal sale entusiasmado de la casa, y fuera, los hermanos Pinzón daban vueltas sobre sí mismos esperando nerviosos noticias de Colón...

¡¡QUILLO!! ¡¡QUE HA DICHO QUE SI!!
















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...