jueves, 19 de marzo de 2015

YA NO QUEA NÁ

Y esto está aquí ya como quien dice. Que lo mismo está aquí ya, que se ha acabado, eso ya según lo vea cada uno. Como se nota que nuestra Semana Santa está al vuelta de la esquina; nos hemos llevado varias semanas con temperaturas cercanas a los 30º y cuando apenas quedan diez días para el Domingo de Ramos, las "lluvias Intermitentes" como les gusta decir a los hombres del tiempo, empiezan a aparecer.

Yo se que hay personas a las que no les gusta la Semana Santa, bueno allá ellos, más para nosotros. A los que no os gusta, podéis verlo de esta forma, una semana de vacaciones sin hacer nada de nada, y diréis que si hay mucha gente por el centro, que si las calles cortadas, que si esto o lo otro... pero entonces no tendríais de qué quejaros estos días y viviríamos en una utopía de felicidad extrema, y tampoco es eso.

Como no tenemos suficientes temas de debate entre la metereología, los nuevos recorridos de las Hermandes, los horarios de la Madrugá... Le echamos un poquito más de leña a la hoguera con la creación del "Monumento al Costalero". A mi la verdad es que no me parece mal que se haga un monumento relacionado con la Semana Santa, pero, ¿por qué hay que individualizar? Llevamos unos años en el que los costaleros, han obtenido un protagonismo exagerado, tal vez sea debido a las redes sociales, o váyase usted a saber porqué; pero el caso es ese, ya sea por unos o por otros, los costaleros se ajustan sus costales y salen a la calle creyéndose más protagonistas que las propias imágenes a las que llevan; y este monumento, como indicaba Carlos Peris en el Diario de Sevilla, no hace sino aumentar su ego.

Por otra parte, me gustaría dejar claro, que no todos los costaleros se meten debajo de un paso con estas ínfulas, ni todos atraviesan un grupo de gente que espera tranquila dando empujones, ni todos se cuelan en la barra de un bar, por supuesto que no, faltaría más, estaríamos perdidos si todos fueran así. Pero ocurre como con los políticos, el trabajo bien hecho no es noticia ni interesa a nadie, cuando por otra parte, esa es su obligación. Lo dicho, no todos son así pero da rabia que muchos sí lo sean. Dicho todo ello desde fuera y sin saber lo que es estar debajo de un paso, sólo comento sobre lo que veo.

Puestos a hacer un monumento, yo lo habría hecho a toda la Semana Santa en sí. ¿Cómo sería? Ah pues eso ya para quien se encargara, yo la idea la dejo aquí y que la coja quien quiera. Creo yo que los nazarenos o acólitos tiene el mismo derecho que los costaleros a tener su monumento. Así que monumento a la Semana Santa y todos contentos.

Ya para colmo, los shavalitos del Metro, están de huelga suscojoneahí, cómo saben cuando la tienen que hacer, con esperas de no menos de 30 minutos, casi ná. Como comentaba esta mañana con un tuitero, lo hacen en realidad pensando en nosotros, por nuestro bien, para que vayamos practicando para los embotellamientos de Alemanes o Placentines.

Pero bueno, lo dicho, ya no quea ná.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...