lunes, 12 de mayo de 2014

Y SE ECHARON LAS CORTINAS Y VOLARON LAS PALOMAS

Pues a pesar de que parezca el inicio de una sevillana de los hermanos Reyes, no lo es, aunque no se descarta que en un futuro no muy lejano continúe la letra. Y es que hay que ver lo rápido que pasa una semana sobre todo si se está bebiendo, bailando, disfrutando con los amigos y bebiendo más aún. Y así es, ya ha concluido esta Feria de Abril Mayo 2014 con una calor, que en las bodegas de Jerez se han quedado sin stock de manzanillas de todo el cargamento que nos han tenido que mandar.


Y llena de gente por todas partes y a todas horas, que ya lo tengo dicho, que a nosotros nos da igual el sol y los 50º que haga en la sombra de un naranjo, si hay que ponerse una chaqueta, nos la ponemos, con su respectivo pin de la portada obviamente. Y mira que todos los años pasa igual; en Febrero está el personal diciendo que este año no tiene ganas de feria, que so no va a haber nadie, que si la playa que si vaya pereza el vestido... a lo que yo siempre respondo lo mismo "que sí, que sí, que mu bien, pero eso no se lo cree nadie". Y cuando se va acercando la fecha te dicen, "bueno, voy a ir pero solo un día" y empiezan yendo al pescaíto y los fuegos los ven allí en directo. Que manía tiene la gente de autoconvencerse, si aquí nos conocemos ya todos y sabemos lo que hay, pues nada, milongas.

Y dirán ustedes con mucha razón -Muy bien, tratando la Feria y tal, pero ¿Lo de las palomas que caraho tiene que ver?-

Pues allá que vamos. Ver lo que se dice ver, no tienen nada que ver directamente con la Feria, están ahí, dando por culo y poco más. Pero es que ya llevo tiempo queriendo plantear una teoría, y a mi me da que las palomas de Sevilla son las más flojas del mundo. Lo que les costará abrir las alas, moverlas y tirar para un lado o para otro, pues nada, con tal de no moverlas, van andando donde sea. Vamos que te vas para ellas pá darles un susto y hacen el amago de salir a volar pero que va, andan más ligero y a seguir buscando bichos que llevarse a la boca.

Yo se que puede haber resquemor en mis palabras cuando hablo de las palomas. Creo que debe tratarse a que cuando chico mi padre tenía un bar en el que había la típica máquina de bolas que traian dentro un juguete. Y teniendo yo unos tiernecitos cuatro años y con 20 duros en la mano, probé suerte. Me tocó un Calimero. ¿Hay algo más feo que un llavero de Calimero? Yo creo que no. Viendo la cara de decepción que llevaba, mi padre me dio otros 20 duros tocándome esta vez... Otro Calimero. Esto parecía una cámara oculta. Bueno pues los amigos de mi padre que andaban por ahí me ayudaron con la causa, pero fue inútil, HASTA SEIS CALIMEROS me llevé. Que triste, son de esas cosas que te curten como persona, aunque sólo llevase viviendo cuatro años. Puede que ahí empezara esta animadversión hacia las aves, eso o que sin venir a qué, te cagan encima y ni se disculpan ni ná. A saber.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...