miércoles, 5 de diciembre de 2012

TYPICAL DE AQUÍ

Esto se veía venir desde hace algún tiempo; algunos recordaréis (yo se que aquí no se mete nadie) aquella entrada en la que explicaba como hacer rebujito de una manera sencilla y sin mariconadas, lo justo y necesario para disfrutar de la bebida típica por excelencia en Feria.

Pues bien, me parecía oportuno hacer lo propio con el Serranito, que lo mismo se lo comen niños que mayores que en verano, en invierno o cuando sea, de almuerzo o de cena; vamos, una maravilla universal de la gastronomía, y que, como decían los compadres con mucha razón, "el serranito tiene todo para saciarte pero ningún lujo". 

Sin más dilaciones vamos a empezar por el principio; el pan. El pan, como no puede ser de otra manera tiene que ser una andaluza, nada de baguettes ni de cosas extrañas; que luego te lo quieres preparar en tu casa y no sabes que pan comprar, así que ya está dicho, andaluza. Dejando claro cual es la base del serranito, vamos a profundizar un poco más. Orginariamente el serranito siempre había sido de cerdo, lo que viene siendo un filetito de lomo, pero con el paso del tiempo se fue extendiendo con muy buena acogida el pollo, por lo que ahí continúan ambos. Fuera de lo que viene siendo cerdo o pollo, para mí, no es serranito.

Seguimos con los ingredientes fundamentales, el jamón, ahí no se entra a discutir nada, un serranito DEBE llevar jamón, de mayor o menor calidad, eso ya cada uno donde vaya o cada uno lo que se compre, pero es fundamental; como lo es el pimiento, SÍ, el pimiento es fundamental a pesar de las reticencias que tiene. También es de obligado cumplimiento que el serranito lleva un pimiento frito.

Pues ya está, esto es lo que tiene que llevar un serranito para considerarse como tal, estar en una andaluza, cerdo o pollo, jamón y pimiento frito; sólo con esto ya podemos disfrutar de la grandiosidad del serranito. Me gustaría comentaros también sobre algunos complementos no necesarios pero sí viables del serranito como puede ser el tomate. El tomate, si se incluye deberá estar en rodajas, y puede ser un complemento bastante aceptable y que da un toque muy particular. Últimamente se está extendiendo mucho eso de incluir tortillas, a mi, sinceramente me parece un lujo excesivo y que rompe con la estructura perfecta de este preciado manjar.

Ya por último, si os gustan las salsas, se le pueden añadir, aunque ni mucho menos es necesario, mojo picón o ali-oli; salir de ahí sería bordear la línea del "no-serranito".

Todas estas indicaciones, como es obvio, se han hecho desde mi punto de vista personal pero espero que os ayude para poder disfrutar aún más de un plato típico de nuestra gastronomía, y si a esto se le añade buena compañía y una cervecita fresquita, mejor que mejor. Al igual que ocurría con el rebujito (aún no lo he hecho) espero poder incluir un vídeo explicativo de la creación del serranito!

Si tenéis algún consejillo al respecto, no dudéis en hacerlo saber! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...