lunes, 20 de abril de 2015

EN EL CORRAL DEL CONDE...

En el corral del Conde, hubo pelea, y ya no se ni porqué empezó, decía mi tío Paco mientras bebía un sorbito de manzanilla, de la que podía ser fácilmente, su cuarta copa. Sólo recuerdo, seguía diciendo, con su retahíla habitual de cuando la manzanilla ya le empezaba a subir a la cabeza. Retahíla que no me cansaba de escuchar aunque ya la hubiera escuchado miles de veces...que montada en unos enganches señoriales llegaba emperifollada la Infanta María Luisa ni más ni menos, con su habitual porte de niña bien pero más enfadada de lo que acostumbraba a estar por esas fechas.

Y es que, escúchame sobrino, no le cabía en la cabeza cómo en la boda de la alondra, como tu sabe que a ella le gustaba llamar a su prima María Cristina no iban a servir gamba blanca de Huelva, y que porque su prima fuera alérgica no tenía que que dejar al resto de invitados sin comerlas. Pues estaba la niña con un mosqueo más grande, que el negro del paso de San Gonzalo cuando empieza a llover y tapan a todos menos a él. Pues así.


Como aquella vez sobrino, que iba yo paseando por la Plaza Nueva
camino del Arenal, ¡Ay! Arenal de Sevilla, ¿qué haría yo sin ti? Que me gusta ver pasar la vida sentado en mi casapuerta, y  con.. ¡niño!, que me lio. Pues eso, por la Plaza Nueva, en aquella Sevilla de mi niñez, camino del Arenal con los recuerdos de mi patio de la noche anterior donde habíamos dado una fiesta con cante, baile y de tó, cuando de repente, casi me atropella el tranvía, que susto me dio chiquillo. Aquel tranvía me había metido tal miedo en el cuerpo que cuando llegué al Arenal, seguí caminando rumbo a la otra orilla, a las tabernas de Triana, a ver si bebiéndome un vinito, y comiéndome una pavía se me pasaba el susto.

Porque tu sabes, sobrino, que para mi Triana es mi segunda casa, ¿Yo te he cantado alguna vez eso de "Sevilla tu una niña y le pusieron Triana" no? Claro que te lo he cantado y sino, luego en la caseta te la canto otra vez, porque no puede haber un barrio que tenga más duende por más catavino cuadrado, y eso, se nota namás pasar el puente, sobrino, tu hazme caso a mi.


¡Ay sobrino! Que me gusta Sevilla niño, no se vivir sin ella. Te lo digo enserio, no se estar lejos de Sevilla ¿Tu sabes lo que yo tengo puesto en mi contestador para cuando me llaman? -No, le dije sabiéndolo perfectamente- Pues mira, esto es lo que suena cuando me llaman y no lo cojo... "Caminito de Jerez, me acordé de la Giralda y me tuve que volver." Y es que así... Añoranzas sevillanas, que se le podría decir cada vez que tengo que salir más allá de Los Remedios.

Por cierto niño, hablando de Los Remedios, vámonos pá la feria que ya nos están esperando tus padres allí, y como lleguemos tarde, verás tu la que nos va a liar tu madre, y no sólo eso, que como a tu padre le de un avenate se come la tortilla de toda la caseta y parte de la vecina; así que coge la chaqueta, ponte el clavel y para la Feria, sobrino.


Esta historia es pura invención, cualquier parecido con la realidad es simplemente las ganas de bailar y beber que tienes ;)
No olvides que todo lo de este color es un enlace a un vídeo...

domingo, 5 de abril de 2015

UNA SEMANA SANTA PERFECTA... ¿O QUIZÁS NO?

Hoy, domingo de Resurección, acaba la Semana Santa. Aunque para muchos acabó hace justo siete días con el Domingo de Ramos; cosas de la tierra, se dice que los sevillanos disfrutamos más con la espera que con otra cosa.

La semana, todo sea dicho, ha sido perfecta, tan perfecta que hasta el propio Rey de España se ha dejado caer por esta tierra, siendo uno más, realizando incluso, una levantá. Como íbamos diciendo, todas las Hermandades han podido realizar su estación de penitencia a la Catedral sin temer las inclemencias del tiempo, si acaso, mirando demasiado al termómetro deseando que no subiera más de la cuenta. Porque calor ha hecho, y no poco, especialmente el martes; esos nazarenos del Cerro llegaban a la Catedral que parecía que venían de correr una maratón en menos de tres horas. Obviamente siempre se preferirá esto a que exista la mínima posibilidad de lluvia, aunque claro, siempre habrá alguien que diga que un poquito menos de calor sería mejor que si patatín patatán... el caso es quejarse.

Vamos, yo firmaba ya, aquí, así del tirón y sin pensarlo más, muchas más Semana Santa como esta...

Pero, como todo en esta vida, siempre hay un pero. La Madrugá. Noche entra las noches. Noche en donde la Semana Santa se encuentra en su punto álgido, noche de fe, de pasión de sentimientos desbordados... noche de, por desgracia, alcohol y descontrol...

Desde que en su día empezaron a reunirse todos los organismos necesarios para intentar cambiar algo en la Madrugá, y pocos días antes de que llegase el Domingo de Ramos se decidiera que se continuaran con los horarios del año pasado porque los Hermanos Mayores no habían llegado a un acuerdo, ya se notaba el ambiente enrarecido. Esto dentro del mundo cofrade pues se puede entender como algo normal; pero sí es cierto que en Madrugá hay muchísima gente, y el problema está en que un número muy numeroso de esas personas van a Sevilla a aprovecharse del ambiente y del bullicio en las calles para montarse su propia fiesta con alcohol por cualquier esquina. Lo que provoca que constantemente haya broncas y peleas que asusten al público cofradiero de alrededor que intentar disfrutar de las Cofradías con sus hijos pequeños y que al menor indicio de problema lo que hace es poner pies en polvorosa. Y sólo hace falta que tres o cuatro personas salgan corriendo para que decenas de ellas lo hagan también. Y esto se repite durante toda la noche. Sinceramente no se que imagen queremos vender al exterior cuando no somos capaces de controlar algo tan nuestro. Tremendo relato el que podemos leer de las letras de un penitente que vivió esta situación en sus propias carnes... Suscribo plenamente sus palabras "No fue una anécdota" porque desde el año 2000 no es la primera vez que ocurre.

Esto debe de acabar ya, empezando por el Alcalde, poniendo en las calles a tantos policías haga falta. Medidas más duras contra el botellón y contra las sillitas, una auténtica vergüenza el camping que forman algunas personas, lo que provoca un reguero de basura deleznable y ya no digamos el hecho de cortar esquinas enteras sin que el público pueda moverse. A este tema ya le dediqué en su día una entrada, pero vamos, como siga así la cosa voy a acabar escribiendo una tesis sobre las putas sillitas... Por otro lado, los hermanos mayores de la Madrugá deben dejar de mirarse tanto el ombligo e intentar buscar el beneficio de todos y no el de uno solo. Porque el benefecio de todos, es el de ellos también... Lo de la Macarena en particular hay que mirarlo y mucho, Bourrelier ya lo comentaba días antes y bromeaba sobre una Madrugá exclusivamente para la Macarena, pero las imágenes que se ven de nazarenos por Cuna, hablan por sí solas. Ya no es que fuesen de cinco en cinco o de seis en seis, se trata de una ingente masa de capirotes verdes que apenas puede moverse y cualquier intento de organización queda en eso, en un intento...

Lo dicho pues, mucho sol y muy buen tiempo pero los detalles no los cuidamos, y así no vamos a ninguna parte, la cara de vergüenza se nos debería de caer a todos, pero nos lo venderán como un problema del año que viene, y para el año que viene queda mucho, y así que claro, el año que viene, ya se verá.


No olvides que las palabras escritas de este color, son enlaces a vídeos

domingo, 22 de marzo de 2015

#22M

Bueno, cuando leas esto, probablemente ya hayas votado o estés a punto de hacerlo y probablemente yo ya lo haya hecho. O lo mismo no,
ya veremos.

El caso es que quería escribir esto para dar mi opinión sobre los partidos políticos más significativos que se presentan a las andaluzas y ver si alguno me convence.

En primer lugar tenemos al PSOE, un partido que lleva treinta años mangando y viviendo de todos los andaluces, y no lo digo yo, lo dicen miles de folios de pruebas que hay en los juzgados, por lo que votar a Susana, que está ahí porque Chávez y Griñán la eligieron a dedo para que siguiera dominando el cortijo que ellos habían saqueado entre EREs y cursos de formación huyendo despavoridamente cuando la justicia les echaba el guante camino del Senado. Por lo que tiene pinta de que al PSOE no lo voy a votar.

La oposición, el PP, lleva intentando desbancar al PSOE desde el inicio de los tiempos, y claro, si tienes como emblema a Javier Arenas pasa lo que pasa, que te comes un carajo bien gordo. Por fin se dieron cuenta que con Don Pedante no iban a ninguna parte y decidieron colocar a otro personajillo. Un malagueño que la mayor parte de su vida política la ha pasado fuera de Andalucía no me inspira mucha confianza; descartamos al PP.

Seguimos ahora con Podemos. El partido de Pablo Iglesias está últimamente un poco de capa caída cuando ha salido a la luz que sus propios integrantes no son tan "transparentes" como nos hacían querer ver. A parte, el hecho de que tengo idealizado el gobierno de Venezuela, no condenen los actos de ETA y encima quieran quitar de las calles la Semana Santa y expropiar la Giralda, hace que en este caso que el carajo se lo lleven de mi parte.

IU. De estos individuos sólo comentaré lo poderasomente que me llama la atención el hecho de que no haya desaparecido ya, enserio, no me lo explico. Encima su candidato parece que se fuera a romper cada vez que habla, es un sinvivir cada vez que lo veo no vaya a ser que le pase algo (tampoco lo he visto mucho, cierto es). IU descartado.

El partido de Albert Rivera, Ciudadanos, es probablemente el único partido al que me plantearía votar, pero les falta un poco de vida política, y su candidato para Andalucía, a parte de parecerse en extremo al guitarrista de Ecos del Rocío, no para de mencionar constantemente la palabra "oposición", como si dijeran, -hemos venido a participar y sabemos que no nos vamos a llevar el 1-, que se diría en argot carnavalesco. Como esos niños que están saltando alrededor de una conversación de mayores esperando a que le echen cuenta. Nos veremos más adelante Ciudadanos.

El apartado programas electorales se ha trabajado menos, así que lo dejamos aquí, tiene pinta de que dentro de un rato voto en blanco... si es que voto.

jueves, 19 de marzo de 2015

YA NO QUEA NÁ

Y esto está aquí ya como quien dice. Que lo mismo está aquí ya, que se ha acabado, eso ya según lo vea cada uno. Como se nota que nuestra Semana Santa está al vuelta de la esquina; nos hemos llevado varias semanas con temperaturas cercanas a los 30º y cuando apenas quedan diez días para el Domingo de Ramos, las "lluvias Intermitentes" como les gusta decir a los hombres del tiempo, empiezan a aparecer.

Yo se que hay personas a las que no les gusta la Semana Santa, bueno allá ellos, más para nosotros. A los que no os gusta, podéis verlo de esta forma, una semana de vacaciones sin hacer nada de nada, y diréis que si hay mucha gente por el centro, que si las calles cortadas, que si esto o lo otro... pero entonces no tendríais de qué quejaros estos días y viviríamos en una utopía de felicidad extrema, y tampoco es eso.

Como no tenemos suficientes temas de debate entre la metereología, los nuevos recorridos de las Hermandes, los horarios de la Madrugá... Le echamos un poquito más de leña a la hoguera con la creación del "Monumento al Costalero". A mi la verdad es que no me parece mal que se haga un monumento relacionado con la Semana Santa, pero, ¿por qué hay que individualizar? Llevamos unos años en el que los costaleros, han obtenido un protagonismo exagerado, tal vez sea debido a las redes sociales, o váyase usted a saber porqué; pero el caso es ese, ya sea por unos o por otros, los costaleros se ajustan sus costales y salen a la calle creyéndose más protagonistas que las propias imágenes a las que llevan; y este monumento, como indicaba Carlos Peris en el Diario de Sevilla, no hace sino aumentar su ego.

Por otra parte, me gustaría dejar claro, que no todos los costaleros se meten debajo de un paso con estas ínfulas, ni todos atraviesan un grupo de gente que espera tranquila dando empujones, ni todos se cuelan en la barra de un bar, por supuesto que no, faltaría más, estaríamos perdidos si todos fueran así. Pero ocurre como con los políticos, el trabajo bien hecho no es noticia ni interesa a nadie, cuando por otra parte, esa es su obligación. Lo dicho, no todos son así pero da rabia que muchos sí lo sean. Dicho todo ello desde fuera y sin saber lo que es estar debajo de un paso, sólo comento sobre lo que veo.

Puestos a hacer un monumento, yo lo habría hecho a toda la Semana Santa en sí. ¿Cómo sería? Ah pues eso ya para quien se encargara, yo la idea la dejo aquí y que la coja quien quiera. Creo yo que los nazarenos o acólitos tiene el mismo derecho que los costaleros a tener su monumento. Así que monumento a la Semana Santa y todos contentos.

Ya para colmo, los shavalitos del Metro, están de huelga suscojoneahí, cómo saben cuando la tienen que hacer, con esperas de no menos de 30 minutos, casi ná. Como comentaba esta mañana con un tuitero, lo hacen en realidad pensando en nosotros, por nuestro bien, para que vayamos practicando para los embotellamientos de Alemanes o Placentines.

Pero bueno, lo dicho, ya no quea ná.

lunes, 2 de marzo de 2015

LOS MÁS TONTOS DE ESPAÑA

Sí, esos somos los sevillanos, especialmente en el ámbito futbolístico, donde nos ningunean desde la capital como les da la gana. Todos los castigos ejemplarizantes, empiezan y acaban aquí. Si no se da ejemplo con un equipo hispalense, parece que no están tranquilos.

Como decían en Radio Sevilla, a los tres grandes no los van a tocar, PORQUE NO TIENEN HUEVOS, esto ya lo transcribo yo, y dar ejemplo con un equipo pequeño es como que no se llega a ninguna a parte y no alcanza la repercusión requerida; sin embargo, tanto con Sevilla y Betis la cosa es distinta, con la masa social que mueven, a los que manejan el cotarro les viene que ni pintado para dar ejemplo con estos equipos, que no son los TOP, pero son lo suficientemente conocidos como para colgarse la medallita de que se está erradicando la violencia del fútbol.

Y ojo, que yo no niego que los cánticos del otro día del Villamarín no sean perseguidos y que paguen los culpables, que por desgracia, todos los clubes tienen sus cabestros, y el Betis, por supuesto, también.

Lo que yo me vengo a referir es el porqué de que aquí se persiga con tanto ahínco los cánticos de los ultras, porque sí, sólo son ellos; y en otros campos se hace la vista gorda. Cada vez que cualquier equipo se enfrenta al Barcelona se escucha en todos los estadios "Shakira es una puta" y los medios de comunicación no se hacen eco de esto, y no passssa ná, como diría Antonio Burgos. En el estadio del Atlético de Madrid, cada vez que se enfrentan al Sevilla, se oyen cánticos haciendo referencia a Antonio Puerta tan deleznables que en este blog no se van a ver escritas de la propia aprensión que de ellos se deriva. "Cristiano muérete", "Messi, subnormal" todos los domingos, pero para cerrar estadios nos venimos a Sevilla. El año pasado, se lanza una bomba de humo en el Madrigal, y no sólo no se castiga al Villarreal, sino que la LFP le dan un premio. ¿PERO QUÉ CACHONDEO ES ESTE? Y a la semana siguiente le lanzan un plátano a Dani Alves. ¿Se propuso cerrar parcialmente la grada? Por supuesto que no. Aficionados de Las Palmas que invaden literalmente el césped del estadio para festejar el supuesto ascenso, a falta de menos de un minuto para la conclusión del partido. Se reanuda, marca el Córdoba, Las Palmas no asciende, se forma una batalla campal entre los descerebrados del césped y los que estaban en la grada; bien, pues nada.

Y ya si nos remontamos a hace diez años, entre cochinitos, monedazos, mecheros que se lanzan en estadios "privilegiados" ni tan si quiera se propone el cierre de nada, ¿Eso como va a ser? Eso sólo se propone aquí, en Sevilla.

Y vuelvo a reiterar que la conducta de los que cantaron eso en el Villamarín debe ser perseguida y castigada, pero también perserguirla en otros estadios fuera de la capital andaluza.

Todo, claro está de cara a la galería, porque aquí lo que interesa es que esto siga como está... empezando como no por el sinvergüenza de Villar, que lleva viviendo a costa de la FEF más de veinte años, y tiene un coto privado que no quiere que se lo toquen, parecido a lo que tenemos aquí con el PSOE y la Junta.

Y encima, el Betis juega contra el Mirandés y no tiene HUEVOS de marcarle ni si quiera un gol, pues ya apaga y vámonos...




sábado, 21 de febrero de 2015

TIEMPO DE CUARESMA

Con algo más de retraso del que me hubiera gustado, me pongo a escribir sobre la Cuaresma, cuando estamos ya de lleno metidos en ella. ¡Ay! La Cuaresma... amante esquiva que hace que nos llevemos un año entero pensando en ella y deseando que esté con nosotros; y cuando por fin lo conseguimos, se va en un momento. Haciéndonos que volvamos a soñar con ella y a esperar su regreso durante un año más.


Porque la Cuaresma no es más que eso, la espera. La espera de lo que está por llegar, nuestra Semana grande, donde Sevilla se viste con sus mejores galas, con su luz y su color tan característicos, con ese aroma embriagador a azahar y jazmín que hace que se nos erice la piel como si fuese la primera vez que tuviésemos esa sensación y la certeza de que ni por todo el oro mundo quisiéramos estar en otra parte, se hace más fuerte que nunca.

Todo llegará. De momento, tenemos ya aquí con nosotros a nuestra queridísima Cuaresma y debemos aprovecharlo todo lo que podamos, porque cuando queramos darnos cuenta, ya se habrá marchado. Las Hermandades empiezan a desempolvar los enseres y comienzan el montaje de sus pasos, por lo que visitar las diferentes iglesias y ver como una simple parihuela se transforma en un magnífico paso, se convierte en todo un lujo. Tiendas cofrades repletas de gente comprando túnicas y capirotes, por las calles un incesante olor a incienso, ensayos noche sí, noche también por cualquier rincón, conciertos de bandas cada fin de semana... Es el momento de enseñar a lo más pequeños el porqué de poner una rampla delante del Salvador, o porqué se van amontonando sillas de madera por la Avenida o la Campana. Que vayan cogiendo afición, y que el año que viene, les guste tanto o más que a nosotros y sean ellos los que nos digan quien toca en tal lado y quien ensaya en otro.


Poco más, como dijo alguien alguna vez, "nosotros los sevillanos disfrutamos más con la espera de la Semana Santa". 40 días desde el miércoles de ceniza hasta el Domingo de Ramos, 40 días para disfrutar con la espera antes de volver a ver a nuestras Hermandades recorriendo las calles para hacer Estación de Penitencia en la Catedral. 40 días para volver a vivir y sentir nuestra Pasión por todas las callejuelas de la ciudad más hermosa del mundo...

No tengas prisa, que todo llega, y al mismo tiempo se acaba. Disfruta de la espera.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...